¿Cómo aprender a desaprender para aprender SIEMPRE?

Claves para mejorar tu capacidad de aprender en la era digital
By GABRIELA ORMEÑO GUZMÁN

By GABRIELA ORMEÑO GUZMÁN

Cómo aprender a desaprender para aprender SIEMPRE

En la actualidad los cambios sociales y tecnológicos se encuentran entre los desafíos más importantes de quienes dirigen las organizaciones, ya que adaptarse a nuevas formas de ver el mundo, de trabajar, de interactuar y de comunicarse con el otro se han transformado en la “normalidad”.

Aun así, estamos en momentos dispares en muchas organizaciones en relación a la cultura del aprendizaje continuo y a la adaptación hacia nuevas prácticas para gestionar personas.

En plena etapa post digital donde estamos hiper conectados, y donde lo instantáneo es moneda corriente abunda la información. Todos los días se generan millones de datos.

Con lo cual es fácil perderse por la “infoxicación” -intoxicación de información- de tendencias y nuevas tecnologías que emergen.

 

Contexto

Sólo para contextualizar según Raconteur la cantidad de información que se genera es simplemente abrumadora: se enviarán 306 billones de correos electrónicos por día en 2020.

En cuanto a la acumulación de datos en el universo digital se pasaría de 4.4 Zeta Bytes en 2019 a 44 Zeta Bytes para este 2020. Esto es 10 veces más de un año a otro.

Creo que no magnificamos la locura de información que tenemos que gestionar día a día, como individuos y como organizaciones. Puedes ver la infografía aquí.

  • Tendríamos que vivir muchas vidas para poder aprender sobre todo lo que pasa a nuestro alrededor.
  • En este contexto, aprender a desaprender para aprender siempre, significa: entender dónde estamos, qué necesitamos aprender y para qué. Es decir saber elegir los contenidos adecuados para nuestro desarrollo.

El futuro del trabajo 

Esta situación se encuentra íntimamente vinculada con la reconversión laboral, la cual es un grave problema que las empresas poseen al no promover el aprendizaje continuo en su fuerza laboral. Conozco organizaciones, en donde la capacitación es muchas veces vista como una pérdida de tiempo, de rentabilidad.

Esto es perjudicial para la empresa y para el colaborador debido al avance de la automatización y de las nuevas metodologías de trabajo.

  • Ambos se están decretando un porvenir oscuro al no ocuparse por desarrollar nuevas habilidades, y destrezas para operar en un mercado altamente cambiante.

Las probabilidades de éxito están más cerca de quienes invierten en formación continua, aún si el colaborador deja la compañía, la empresa que tiene mayores probabilidades de perdurar es la que desarrolla a su capital humano y la que se esfuerza por aprender siempre.

  • En la industria del conocimiento el diferencial lo hacen las personas. No invertir en su formación es no diferenciar tu empresa de tu competencia.

* Cambio de mindset: Debemos dejar de pensar que con un título hemos asegurado un futuro laboral. Vamos a tener que adquirir nuevas habilidades y/o conocimientos para poder operar en la industria en forma permanente.

He trabajado varios años en el sector tecnológico y he contratado talento sin estudios universitarios porqué sabían programar, tenían experiencia y habían aprendido realizando cursos.

Soy una persona muy académica, pero entiendo que el mercado y la sociedad cambió. Si bien, promuevo que las personas pasen por una entidad educativa formal, porque es mucho más que ir a estudiar: forja nuestra personalidad, nos da herramientas, valores, genera relaciones, oportunidades y networking; se necesita un cambio más rápido en contenidos y en actualización, factores claves que hoy no se encuentran en muchas universidades.

El talento es escaso y la falta de personal calificado ha cambiado las reglas de juego para todos, sobre todo en industrias como la de IT.

  • Quienes inviertan en desarrollarse para toda la vida, tendrán mayores probabilidades de tener oportunidades laborales e inclusive de crear nuevas oportunidades por sí mismos.

En este sentido, la apertura mental, es una condición que, en lo personal, me ayudo mucho a ir más allá de mis barreras y limitaciones. Escuchar, leer sobre una temática que me resultase desconocida, o a una persona con la que no estuviese de acuerdo y tratar conscientemente de entenderla fue un ejercicio incomodo que me ayudo a ampliar mi capacidad de adaptabilidad y de análisis sobre lo que pasa en el mundo.

 

Mira más allá, con un sentido de aprendizaje profundo

Lo que vemos no es lo que realmente es. Lo que vemos pasa por nuestro filtro de preconceptos.

  • Muchas ideas y aprendizajes que he tenido han provenido de escuchar a quien piensa distinto.

* Da a tus colaboradores tiempo para elegir donde desarrollarse:

Empresas como Microsoft o Google, brindan a sus colaboradores un espacio para que el 20% de su tiempo lo inviertan en proyectos que pueden ser diferentes a los que desempeñan en su cargo. Esta es una forma de forjar una cultura donde se fomente la curiosidad por aprender e innovar.

Esto es tan fácil y tan difícil a la vez, porque implica repensar el rol de la educación en la empresa, de cómo aprendemos, de qué nos hace mejores profesionales y personas.

* Prueba nuevas tecnologías Si diriges una empresa invierte para que las personas puedan conectarse y aprender unas de otras. Crea comunidades de aprendizaje, es una ventana a que el conocimiento fluya por toda la organización.

Asimismo, la tecnología nos permite acceder a un mundo de conocimientos impresionante a través de cursos online, mentoring con expertos, tutoriales, audiolibros, podcasts, en donde podemos aprender en forma permanente, inclusive, en nuestro tiempo de ocio.

* Establecer rutinas, el éxito deja pistas dicen. No aprenden, ni logran más los que son más inteligentes, sino quienes son constantes.

Destinar un tiempo concreto en tu semana para realizar un curso con referentes en tu temática o auto capacitarte es una de las mejores inversiones que harás en vos mismo. Estamos acostumbrados a que nos “manden a hacer un curso”, a que “nos digan lo que tenemos que hacer”, a que “nos paguen el curso, porque si no, no lo hacemos”.

Esta filosofía de vida no es la que te llevará a contar con nuevas habilidades, sino tu propia perseverancia, es cierto que debe haber un punto intermedio entre la empresa y el desarrollo de su gente pero, la actitud de aprender y de estar abierto a lo nuevo es una decisión individual.

Ahí es donde debes encontrar eso que te entusiasme y que te ayude a mejorar para tener un mejor trabajo, para no perder el que ya tienes, para vender más, para ayudar a otros, etc.

Cada motivación es intrínseca, por lo cual un trabajo de introspección te ayudará a ser sincero contigo mismo y decidir para qué vas a formarte y tomar conciencia de lo que implica no formarse, no aprender en tu sector.

* Aplica lo aprendido: entrenando y formando a las personas durante muchos años, puedo decirte que esta es una de las mejores maneras de cambiar hábitos y de aprender algo nuevo. Implementando trabajo remoto, por ejemplo, tuve que ayudar a otros a ejecutar “on the job” cómo trabajar a distancia, cómo gestionar personas que no puedes ver.

Una vez estudiada la teoría, que es importante, por cierto, para tener una metodología y aprender de quienes han pasado por ahí. Meterse en terreno y aplicar los conocimientos fue lo que cerro el circulo de aprendizaje y fijo los conocimientos de una forma increíble.

  • Para fijar conocimientos hay que llevar a la práctica lo aprendido.

* Aprende de los errores: sí, esto es algo que no es muy frecuente en las organizaciones, es más bien castigado y un tabú admitir una equivocación. Si puedes compartir tus errores y sacarle partido a lo que no salió bien, vas a generar experiencia y ayudar a otros a que mejoren a partir de tu propia vivencia.

No se trata de fomentar el culto al error, sino de entender que es una parte del desarrollo conocer lo que no salió bien para volver a intentarlo y mejorar.

  • También aprendemos cuando las cosas no salen bien, compartamos las experiencias para ayudar a otros.

Este es un camino en donde empresas y personas deben comprometerse a tener una aprendizaje continuo que los ayude a crecer siempre.

  • Para dejarme un comentario o proponer temas para el Blog, suscríbete a mi lista en el botón a continuación.
  • Para formarte como líder digital y liderar equipos remotos de alto rendimiento ingresa en el Training online para líderes en trabajo remoto.
¿quieres incrementar el rendimiento y bienestar del trabajo remoto?

Te ayudamos a que tengas una empresa productiva y colaborativa, contacta ahora: