¿Cómo liderar equipos remotos con éxito? Descubre 9 claves

El liderazgo digital es un challenge que requiere de destrezas especializadas, acá te doy las claves para que puedas ser un gran líder remoto.
By GABRIELA ORMEÑO GUZMÁN

By GABRIELA ORMEÑO GUZMÁN

¿Cómo liderar equipos remotos con éxito? Descubre 9 claves

El Liderazgo remoto implica un nivel de complejidad más elevado de la gestión que clásicamente se hacía en la oficina, esto se debe a varios factores.

Por un lado, la distancia, genera un reto a la hora de comunicar desde cosas tan sencillas como un pedido de un informe hasta otras más complejas como dar un feedback de desempeño.

Asimismo, es un reto para el propio líder en términos de gestión ¿cómo hacer que las personas trabajen si no estoy presente?

En mis formaciones es algo que está presente y que es normal. Durante décadas la presencialidad fue lo que marcó el estilo de gestión del líder, y hasta hacía que fuera más sencillo gestionar “contando cabezas”. 

Lo que sucede hoy

Hoy el trabajo remoto pone de manifiesto la necesidad de un liderazgo con un rol muy distinto al del clásico trabajo en oficinas.

Por eso, los cambios y la evolución no serán inmediatos, estaremos conviviendo en las organizaciones con jefes y líderes muy distintos por un tiempo, algunos más adaptados y otros no tanto. 

Lo cual generará distorsiones, problemas de comunicación, malos entendidos en unos casos.

Pero en otros casos emergerán y serán visibilizados los líderes remotos efectivos, que sean capaces de impactar en sus colaboradores positivamente, a través de un rendimiento de calidad en el equipo y en los resultados del negocio.

Cuando me dicen que liderar remoto es lo mismo que liderar en una oficina, pero con metodologías y herramientas diferentes, les contesto que no es lo mismo. Por conocimiento de causa, y porque justamente por eso es que cuesta tanto.

Esto es así porque depende de un cambio cultural, el cual comienza por una evolución personal. Y también porque la gestión de personas por presentismo ha sido predominante en la mayoría de las industrias y esto trae aparejado muchos procesos que están diseñados para funcionar en relación a este estilo de gestión.

Por eso “No es lo mismo” el trabajo remoto que el trabajo en las oficinas.

“El liderazgo remoto por ende es una capacidad de gestión de personas específica que se entrena y se aprende”

Las claves para liderar equipos remotos 

Aquí les comparto algunos de las claves para liderar equipos remotos de alto rendimiento y con un altísimo compromiso. 

1- Confianza y transparencia

La primer clave para el líder es gestionar el trabajo remoto desde la confianza y la transparencia.
Otros valores que están asociados a esta forma de relacionarse con las personas son la integridad y la ética. Esos valores se traducen en lideres que se muestran tal cual son. Sin doble sentido.
Esto es vital porque en el trabajo remoto los mensajes son claves para generar compromiso en los colaboradores y esto se logra con un liderazgo basado en la confianza y transparencia

2- Delegación efectiva

Entonces la segunda clave es centrarse en delegar confiando en nuestro equipo.
Vamos a partir de la base fundamental de que contratamos a las personas porque son idóneas para el puesto.
De allí la confianza debe ser un valor crucial cuando no vemos a las persona.
Y la delegación será la consecuencia de estar trabajando con objetivos definidos en base a las competencias de quienes contratamos. 

3- Capacidad de comunicación 

Se necesita un liderazgo refinado para suplir lo que antes se gestionaban con una palmadita en la espalda o una conversación cara a cara.
Esta es la habilidad para transmitir las ideas, la forma en la cual la comunicamos a nivel de trabajo remota es diferente de si es escrita, o de si es por voz o de si es por videoconferencia donde podemos ver los gestos.
Muchas personas no tienen grandes dotes comunicacionales. Les cuesta expresarse y plasmar sus conceptos. Lo cual es clave para el liderazgo ya que, la comunicación remota diaria cambia porque es mayormente realizada por medios digitales.
La forma en la que se comparte el contenido o se comparte una directiva, se amplifica en el mundo virtual; y si no se es lo suficientemente claro, esto puede dar lugar a confusiones o malos entendidos.

4- Socialización remota

Somos seres sociales, por ende, gestionar una interacción social más allá del trabajo es una poderosa manera de contar con equipos comprometidos.
Las relaciones se basan en factores emocionales. Por eso, generar eventos extra laborales marcan la diferencia entre los líderes que no se involucran, de quienes se ocupan para que esto suceda. El resultado es un equipo emocionalmente comprometido.

5- Herramientas

Las herramientas colaborativas son un must porque permiten conectar a las personas y simplificar la parte operativa. Y es importante recalcar siempre que son eso, herramientas. Y no reemplazan las reuniones, ni el seguimiento diario del colaborador.
La elección de la herramienta dependerá del entrenamiento del equipo, de lo que ya utilicen, de las tareas, entre otras variables.
No hay una infalible ni perfecta. Tenemos una infoxicación de herramientas como Trello, Asana, Monday entre muchas y son todas válidas.
Lo valioso es que se utilicen productivamente y con conocimiento de las funcionalidades.

6- Metodologías

Un marco de metodologías de trabajo ágiles, como el Scrum brindan una estructura ágil para trabajar remoto, lo cual genera una interacción continua.
Requiere de preparación y de un entrenamiento del líder, del equipo y también de la propia organización para que tenga un éxito a largo plazo.
Hoy los proyectos cambian muy rápido, no sólo los proyectos, sino también los escenarios globales cambian muy rápido y la metodología ágil ayuda a ir avanzando progresivamente y en forma ordenada.

7 – Definir los KPI

En el mundo remoto se trabaja por resultados y saber establecer los objetivos mediante indicadores y gestionarlos, es una de las claves para que las personas sepan que se espera de ellas.
Se pueden utilizar los objetivos SMART, OKR u otras formas de establecer resultados que sean afines a la cultura y que permitan entender lo que se espera del colaborador: es decir plazos de entrega, cantidades, forma de hacerlo, etc. No hay una única manera de medir objetivos y depende de la cultura e industria. Por eso, es importante el diagnóstico para elegir una que sea realmente aplicable al entorno de trabajo remoto. 

8 – Empatía acelerada

Es término que bauticé como “empatía acelerada” y lo considero clave para la gestión de personas en el mundo remoto.
¿Qué significa? quiere decir que se necesita un líder centrado en las personas con una capacidad de ver más allá de la pantalla de la computadora y de ponerse en los zapatos del otro, aunque se esté trabajando a distancia. Y esto se entrena de forma intencional para que se convierta en una habilidad remota.
Este tipo de liderazgo es el que mantiene una escucha activa con el otro y lo promueve con actos dejando espacio para que las personas se puedan expresar.
Y en un mundo en donde la presencialidad no esta, es un desafío y es una de las claves del éxito para empatizar de forma genuina en el ámbito virtual. 

9 – Autoconocimiento

El autoconocimiento del liderazgo, es el ejercicio que dispara el desempeño del líder. Esto se logra con un trabajo interno.
Como siempre repito, “para poder liderar a otros primero hay que saber liderarse a uno mismo”. Esto es clave para la gestión de personas a distancia.
En este sentido hay muchas formas. Les comparto aquí la herramienta de Gallup que es poderosa para lograr apalancar la performance desde nuestras fortalezas.
La he utilizado con líderes y esto además de brindarles un conocimiento profundo, les permite trabajar sobre sus talentos naturales. Entendiendo cómo su estilo de gestión impacta en los otros y cómo pueden complementarse con el equipo.
Esta herramienta promueve líderes abiertos a las conversaciones y líderes facilitadores de equipos remotos altamente productivos. Al momento han tomado la herramienta más de 23 millones y medio de personas. Y la fiabilidad de la misma es altísima. Luego deben trabajarse los resultados con un coach de fortalezas para impulsar la excelencia con un trabajo interno. Esto es lo que, en definitiva, produce un desarrollo de los talentos naturales.
Como coach lo recomiendo y también por haber trabajado mis fortalezas con el coaching de Gallup. Si pueden tomen la herramienta  y trabajen los resultados con un coach certificado de Gallup.

La base del trabajo remoto

Vimos 9 claves para impulsar equipos remotos de calidad. Me interesa resaltar nuevamente la importancia de confianza y la transparencia.
Son dos valores claves del trabajo a distancia y no son fáciles de lograr.
La mayoría de las organizaciones están todavía atadas a un estilo de gestión paternalista.
No todas las empresas nacieron remotas, no todas las empresas poseen los skills para la gestión de personas a distancia.
Mi trabajo es ayudar a quienes no están en este mundo remoto, y justamente son quienes deben trabajar estos valores para tener éxito en el tiempo.
Se puede lograr, sin dudas. Esto genera oportunidades para que las organizaciones crezcan, atraigan talento calificado y puedan sobrevivir en un mundo volátil y ambiguo.
Por eso, cuando un líder realiza un trabajo de autoconocimiento puede gestionar su liderazgo desde ese lugar con sus colaboradores, confiando en su equipo a partir de conocerse a sí mismo. 

Más claves bonus para los líderes:

La clave de todas las claves: Aprender a utilizar nuestras habilidades 

No se puede forzar una capacidad que no se ha utilizado y alimentado conscientemente de repente. Pero sí se pueden desarrollar y trabajar las habilidades y metodologías a conciencia para generar un impacto genuino en las personas sabiendo que esto impulsará nuestra mejor versión como líderes.
Si forzamos un comportamiento en el que no creemos, vamos más temprano que tarde, a tener incongruencias en nuestro estilo de gestión y esto lo percibirán los colaboradores.
Es por eso que el entrenamiento continuo es tan importante. El mundo está en permanente cambio y una formación es el inicio de un camino de evolución permanente. Esto es lo que define a los buenos líderes de los que sólo detentan un cargo.

Las habilidades blandas la madre de todas las habilidades

En este entorno las soft skills son las más difíciles de modelar y se debe trabajar mucho en este aspecto.
Como vimos el training especializado, las herramientas, los mentores, el coaching para líderes y trabajar con especialistas son las formas de acortar este GAP en habilidades de forma efectiva. 

Los humanos primero, la tecnología después

El lema debe ser primero las personas, luego la tecnología:
El líder debe utilizar la tecnología como un canal de comunicación y para el cumplimento de tareas. Podrá cambiar con el tiempo las herramientas, pero lo realmente importante será la relación y el entendimiento que construya a largo plazo con su equipo remoto.

Capacidad formar a sus colaboradores

El líder remoto tiene en este contexto más trabajo. Debe ser capaz de apoyar a cada uno de sus colaboradores y de formarlos, brindándoles el impulso para que puedan crecer y aportar valor. Y esto se logra con técnicas ágiles y una madurez para ser lo suficientemente seguro de sí mismo para hacer brillar al equipo. Esto lo logran pocos, los que lo hacen tienen los mejores equipos distribuidos que puedan soñar.

Formarse hoy para construir las empresas del mañana

En los próximo 4 años la generación Millennial tendrá la mayor parte de los cargos de liderazgo, en tanto que la generación centennial estará ingresando activamente al mercado laboral. Este es el talento que demandará y “exigirá” trabajo remoto.
Hoy ya lo están haciendo, pero llegarán a cargos en donde lo van a llevar adelante deliberadamente porque el mundo continuará cambiando, nos guste o no.
En mis casi 15 años de carrera como profesional de recursos rumanos implementé diversos procesos, prácticas, políticas y reorganización de sectores,  entre otros retos. Todo lo cual me confirmo que los cambios en las organizaciones demoran años en ser adoptados por la cultura. Toma años en internalizar de forma permanente un cambio y cuando son abruptos dejan muchas cicatrices y pérdidas tanto materiales como humanas.
Se pierde talento, negocios y hasta empresas que no pueden adaptarse tan rápido.
Por lo tanto, se necesita una gestión especializada para trabajar remoto de forma profesional.
Empezar a construir líderes remotos profesionales ahora es un MUST y es lo que determinará el éxito de una empresa frente a otra.
¿Estás preparado para liderar equipos remotos? ¿cómo te sientes hoy en tu organización con el trabajo distribuido?
Seguimos en contacto,
Abrazo

  • Para dejarme un comentario o proponer temas para el Blog, suscríbete a mi lista en el botón a continuación.
  • Para formarte como líder digital y liderar equipos remotos de alto rendimiento ingresa en el Training online para líderes en trabajo remoto.
¿quieres incrementar el rendimiento y bienestar del trabajo remoto?

Te ayudamos a que tengas una empresa productiva y colaborativa, contacta ahora: